≡ Menu
Conducir con lluvia thumbnail Conducir-con-lluvia

Conducir con lluvia

Cómo rodar sobre suelo mojado

Cuando comienza a llover el suelo se vuelve resbaladizo y más si no lo ha hecho en varios meses. En el asfalto se ha acumulado suciedad, grasa, combustible… y todo ello mezclado con el agua de la lluvia producen un cóctel muy peligroso para la conducción.

Conducir con lluvia es extremadamente peligroso. Si la lluvia es intensa, corremos el riesgo de que los neumáticos de nuestro coche no evacuen suficiente agua y se produzcan patinazos o el temido aquaplaning. La tecnología de los vehículos modernos tiende a minimizar los riesgos pero no hay que olvidar que estos sistemas de ayuda a la conducción no son efectivos cuando se sobrepasan los límites de la física.

 ➡ SEIS CLAVES PARA RODAR CON SEGURIDAD BAJO LA LLUVIA:

⇒ NEUMÁTICOS EN PERFECTO ESTADO
En condiciones normales la profundidad del dibujo debe ser superior a 1,6 mm pero con el suelo mojado esta cifra podría no ser suficiente. Además es muy importante llevar la presión correcta. Si está baja, la superficie que toca con el suelo es mayor y por ello el riesgo de derrape también.

⇒  LIMPIAPARABRISAS NUEVO CADA AÑO
En verano los limpiaparabrisas se resecan con el calor y puede que al llegar las primera lluvias no funcionen como deberían. Es momento de cambiarlos, una operación que se debería hacer todos los años.

⇒  LUCES ENCENDIDAS
Cuando llueve, aunque sea poco y de día, hay que encender las luces de cruce, no las antiniebla a no ser que la lluvia sea torrencial.

⇒  MANTENER LA DISTANCIA DE SEGURIDAD
Hay que mantener una mayor distancia de seguridad.  En primer lugar por seguridad pero también porque con el suelo mojado los vehículos tardan más en frenar.

⇒  CONDUCCIÓN SUAVE
La conducción cuando el piso está mojado o húmedo debe ser suave, sin acelerones o frenazos, sin volantazos para que no expongamos a los neumáticos a situaciones de riesgo que podrían no poder afrontar.

⇒  PARABRISAS Y VENTANAS LIMPIOS
Un cristal delantero sucio, por dentro y/o por fuera es un enemigo de la visibilidad y cuando llueve más. Si está limpio por fuera el limpiaparabrisas trabajará mejor y si lo está por dentro será más fácil que no se empañe.

Para que no se empañen los cristales pon el aire acondicionado y dirige el flujo de aire hacia ellos. La calefacción lo único que hará es empeorar las cosas. 💡 Y no se te ocurra limpiarlos con la mano, lo único que conseguirás es ensuciarlos y retrasar el desempañado.

Conducir-con-lluvia

ENLACES QUE TE PUEDEN INTERESAR
· ¿Qué hacer cuando se produce el aquaplaning?
· ¿Cómo quitar el vaho del parabrisas?
· El 48% de los coches circula con la presión baja en los neumáticos
· Neumáticos de invierno
· Conducir con mal tiempo

Next post:

Previous post: