≡ Menu
Lluvia, nieve, hielo, frío… thumbnail

Lluvia, nieve, hielo, frío…

Ocho claves para conducir en invierno

El frío, el hielo y la nieve son acérrimos enemigos de la conducción. Y hay que extremar las precauciones porque el suelo deslizante modifica el comportamiento del coche y se multiplican las situaciones de peligro. La primera regla de oro es no ponerse nervioso y prudencia por encima de todo.

1.- La prevención es la mejor medida para evitar sorpresas, así que antes de salir consultar el tiempo que va a hacer y si puedes no cojas el coche cuando la meteorología se complica.

2.- Si te encuentras con bancos de niebla, reduce la velocidad y circula con mucha precaución. Ten en cuenta que la clave no está solo en que tú veas sino también en ser visto. La niebla impide la visibilidad pero también moja el asfalto con lo cual la precaución debe ser doble.

3.- Procura tener tu coche a punto cuando llega el invierno: la batería y los neumáticos son vitales, pero también el limpiaparabrisas y las luces deben estar en su mejor forma.

4.- Si empieza a nevar cuando estás en marcha, disminuye la velocidad, utiliza el freno y el acelerador con mucho cuidado y procura circular en marchas largas para que las brusquedades del motor sean las mínimas.Conducir en invierno es todo un arte. Sigue las roderas del coche de delante pero con precaución porque puede haber hielo, aumenta la distancia de seguridad y si puedes, coge una autopista de peaje, son las primeras que limpian.

5.- Enciende las luces siempre, si la visibilidad es baja lleva las antiniebla activadas pero recuerda apagarlas cuando mejoren las condiciones o llegues a un núcleo urbano. Si tu coche no equipa luces antiniebla lleva las cortas durante todo el tiempo que sea necesario y recuerda que las largas no son eficaces cuando hay humedad porque el haz de luz se pierde.

6.- Si lo ves mal, abandona la carretera, pero asegúrate de que dejas el coche en un sitio seguro, que no entorpezca o pueda provocar un accidente. Ten en cuenta que cuando hace mal tiempo, la visibilidad y el poco control del coche que pueden llevar otros conductores podrían provocar situaciones de peligro. Recuerda que toda precaución es poca.

7.- Para que no se te empañen los cristales, pon la climatización en frío.

8.- Y si tienes que colocar cadenas, párate en un lugar donde la visibilidad sea la mejor posible. Lo ideal sería hacerlo fuera de la carretera pero siempre sobre piso duro, no entres en zona de tierra, hierba o similar. Puede que luego no puedas salir. Recuerda que en cuento el asfalto esté limpio, aunque esté mojado, debes quitar las cadenas. Conducir con cadenas requiere cierta pericia. Hay que ir despacio porque la suspensión del vehículo sufrirá. Intenta utilizar el volante con suavidad y también los frenos para que no sufra la mecánica de tu coche.

ENLACES QUE TE PUEDEN INTERESAR
· Cadenas, imprescindibles compañeras de viaje en invierno
· Conducir con mal tiempo, que no te sorprenda el frío
· Cómo rodar con el suelo mojado
· Neumáticos de invierno, no sólo para nórdicos
·  Cómo quitar el vaho del parabrisas
 · Como quitar el hielo del parabrisas

Next post:

Previous post: