≡ Menu
Revisión obligatoria thumbnail itv

Revisión obligatoria

Ocho cosas que deberías saber antes de pasar la ITV

Si tu coche tiene que pasar la ITV y no sabes qué puede pasar, no te preocupes, aquí te damos ocho pautas para que la inspección sea todo un éxito.

1.- Lo primero que tienes que saber es que la Inspección Técnica de Vehículos  hay que pasarla por primera vez cuando el vehículo cumple cuatro años.

2.- Pide hora para que no tengas que esperar en una larga cola, lo puedes hacer en la página web de la estación o por teléfono. Ten en cuenta que cada vehículo necesita entre 15 y 20 minutos para ser revisado. El precio de la inspección depende de cada comunidad autónoma.

3.- Ten a mano los papeles que tendrás que presentar. La ficha técnica, el permiso de circulación, el seguro en vigor… Se comprueba el número de matrícula y de bastidor y que todos los papeles estén en regla.

4.- Procura que la carrocería esté impecable y limpia. Si está sucia no lo van a echar para atrás pero la limpieza ayudará a que de una imagen favorable. En la inspección se comprobará el estado de los retrovisores, el parabrisas y el resto de lunas, los grupos ópticos (que los cristales no estén rotos), la matrícula (por si está suelta o los números borrados) y diversos aspectos que puedan afectar a la seguridad (si la carrocería tiene alguna deformación importante, si hay corrosión o los paragolpes están sueltos). Si tu coche monta algún alerón, grupo óptico, baca… que no venga instalado de serie debe estar homologado o no te darán el visto bueno. Este es un punto a tener en cuenta cuando quieras mejorar el aspecto del vehículo.

5.- En el interior se comprueba el estado de cinturones, en el cuadro se mira si hay algún indicador encendido que no deba estarlo, se supervisa el anclaje de los asientos, las ventanillas, si dispone de rueda de repuesto o kit antipinchazos (en los coches con neumáticos runflat no es necesario)…

6.- El estado de la iluminación y los neumáticos suelen ser los puntos débiles a la hora de comprobar la mecánica. El dibujo de los neumáticos debe tener una profundidad superior a 1,6 mm y las gomas no deben presentar desgastes, cortes o deformaciones. La iluminación debe funcionar correctamente así como los intermitentes. Otro punto que no solemos tener en cuenta al ir a pasar la ITV son los limpiaparabrisas, también los revisan y su líquido. Las suspensiones, emisiones contaminantes y ruido, frenos, dirección, pérdidas de líquidos… deben estar en perfecto estado.

7.- Al terminar la inspección, el dictamen sobre tu coche puede ser ‘favorable’, ‘favorable con pequeños defectos’ (en este caso te aconsejan que revises algún punto, pero no tienes que volver), ‘desfavorable’ (tienes un plazo de tiempo de hasta dos meses dependiendo del fallo para resolver el problema) y ‘negativo’ (tendrás que retirar el coche de la estación de la ITV con un grúa). Si la inspección es favorable te darán la pegatina, que hay que poner en el parabrisas en el lado derecho, y te sellan la ficha técnica que tienes que llevar junto con el resto de la documentación del vehículo.

8.- Una vez que has pasado la primera ITV deberás volverlo a hacer cada dos años hasta que el coche tenga 10 y a partir de entonces cada 12 meses. Sin embargo, si un vehículo con menos de cuatro años ha tenido un accidente deberá superarla antes de volver a rodar y también si alteras la carrocería o el interior, con elementos de tuning, algunos embellecedores, luces suplementarias…. Si lo que conduces es un ciclomotor tendrás que empezar a pasar la ITV cuando el vehículo cumpla tres años.

ENLACES QUE TE PUEDEN INTERESAR

· La antigüedad media de los coches en España es de 13,6 años
· Las últimos cambios en el Reglamento de Circulación