≡ Menu
Al volante: Opel Insignia thumbnail Opel-Insignia

Al volante: Opel Insignia

Completamente nuevo, más dinámico y con mayor calidad

El Opel Insignia estrena generación con una arquitectura completamente nueva, una línea coupé, un espacioso interior y tecnología de vanguardia. Se pone a la venta en junio. 

Hemos tenido la oportunidad de realizar una TOMA DE CONTACTO con esta segunda generación del Insignia. Llama la atención su buen abanico de tecnologías inteligentes disponibles que abarcan desde el sistema adaptativo de iluminación matricial IntelliLux LED a los sistemas de asistencia al conductor de última generación.

Por primera vez en Opel, la nueva generación del Insignia está disponible con la  tracción integral con reparto vectorial del par – que transmite potencia a las ruedas de manera individual –, caja de cambios automática de ocho velocidades y cámara de visión 360º.

El Insignia se ofrece con dos tipos de carrocería el Grand Sport (versión de 5 puertas) y Sports Tourer (versión familiar) y desaparece el cuatro puertas. El nuevo buque insignia de Opel es además más ligero, hasta 200 kg, y cuenta con una posición de conducción más baja con lo que se pretende mejorar las sensaciones de conducción. Va equipado con motores turbo de nueva generación y un capó activo de aluminio para protección de los peatones en caso de atropello.

ELEGANTE Y ATLÉTICO

Los diseñadores de Opel han pretendido que el nuevo Insignia tuviera un aspecto elegante pero también atlético, con su línea tipo coupé en el Grand Sport.

Es más largo, ancho y bajo que el anterior para dotarle de un aire más deportivo. Y para mejorar la habitabilidad, la distancia entre ejes se ha alargado 92 mm y las vías son ahora 11 mm más anchas en la nueva arquitectura. A bordo, se ha rediseñado la ergonomía con unos asientos más bajos. Dispone de pantalla táctil para controlar muchas funciones. La consola central ha sido diseñada con tres zonas de controles facilitar un manejo rápido e intuitivo.

El volumen del maletero del Grand Sport es de entre 490 y 1.450 litros mientras que el nuevo Sports Tourer ofrece un máximo de 1.665 litros –130 litros más que el modelo anterior–. Además, el techo panorámico, opcional, de 1.400 x 860 mm, mejora la sensación de espacio y de luminosidad a bordo.

El Sports Tourer ofrece nuevos detalles prácticos: para facilitar la carga lo más posible, el portón trasero se puede abrir con un simple gesto, sin necesidad de tocar el coche.

La oferta de motores del nuevo Insignia comienza con un propulsor de gasolina de nuevo diseño, el 1.5 litros Turbo con dos niveles de potencia: 140 CV o 165 CV.  Hemos tenido la oportunidad de probar las dos unidades.

A los mandos el nuevo Insignia nos parece un coche asentado, rutero, con empaque para devorar kilómetros. Unas opciones, estas las de gasolina, dignas de tener en cuenta.

El alto de gama es el  2.0 litros Turbo que entrega 260 CV, la versión OPC, que también hemos conducido y que deja ver sus aptitudes dinámicas con una suspensión regulable y mucho más firme.  Este motor de cuatro cilindros y 2.0 litros viene asociado a una nueva caja de cambios automática de 8 velocidades, eficaz y dinámica, y a un sistema de tracción integral que reparte el par hasta el 70 % en la parte posterior si es necesario.

La gama de propulsores para el Grand Sport se completa con la nueva transmisión manual de seis velocidades para los motores diésel de 1.6 litros con potencias de 110 CV. Por encima, el diésel de 2.0 litros que también estará disponible en el Sports Tourer en su lanzamiento, con 170 CV.

Más adelante estarán disponibles nuevas motorizaciones diesel para la versión familiar. También habrá una variante campera, el Country Tourer, que llegará en octubre.

Entre los sistemas de asistencia a la conducción, el sistema adaptativo de iluminación matricial IntelliLux LED de Opel, con 32 segmentos LED – el doble que en el Astra – que asumen la función de luces largas.

El Opel Insignia es un modelo que ofrece una excelente relación equipamiento-tecnología y precio. Incorpora pantalla HUD que ofrece información completa y fácil de leer, como la velocidad, señales de tráfico, velocidad prefijada en el limitador de velocidad, navegación, proyectando los datos en el parabrisas y en la línea directa de visión del conductor. Por primera vez, el Insignia también se ofrece con cámara 360º y el control de crucero adaptativo con frenada automática de emergencia, asistente de mantenimiento de carril con corrección automática de la dirección, alerta de trafico transversal trasero.

Los asientos, con múltiples opciones de regulación, se ofrecen con función masaje, memoria y ventilación además de las múltiples posibilidades de ajuste estándar. Los de la segunda fila también disponen de calefacción.

Las opciones de entretenimiento y conectividad se encuentran ligadas a los últimos sistemas multimedia IntelliLink compatibles con Apple CarPlay y Android Auto. Ahora también se puede cargar el smartphone de forma inalámbrica. El asistente de conectividad y servicio 24/7 Opel OnStar es de serie , ofreciendo servicios que incluyen la Respuesta Automática en caso de Colisión o la Asistencia en Caso de Robo del Vehículo, entre otros.

La gama de precios del nuevo Opel Insignia arranca en los 28.650 euros y se prolonga hasta los 37.488 euros.

ENLACES QUE TE PUEDEN INTERESAR
· Nuevo Opel Crossland X