≡ Menu
El 43 % de los conductores fallecidos consumió alcohol, drogas o medicamentos thumbnail Control de alcoholemia

El 43 % de los conductores fallecidos consumió alcohol, drogas o medicamentos

Según un informe de la Fundación MAPFRE.

En 2017, cuatro de cada diez conductores fallecidos en accidente de tráfico había consumido alcohol, drogas o medicamentos. Esta es una de las conclusiones puestas de manifiesto en la jornada ‘Drogas y conducción. Protegiendo nuestras vidas’, que han organizado Fundación MAPFRE y el Consejo Europeo de Seguridad del Transporte (ETSC). Esta reunión tiene el objetivo de analizar cómo se puede reducir el consumo de drogas y alcohol en Europa, donde se estima que alrededor del 8% de los conductores que han fallecido en accidentes de tráfico había consumido drogas.

Dos de cada tres conductores jóvenes
reconocen haber viajado
con un conductor bebido

Además, las últimas encuestas nacionales e internacionales coinciden en el diagnóstico de que la tolerancia a consumir y conducir es muy alta, especialmente en jóvenes, ➡ donde dos de cada tres conductores jóvenes reconocen haber viajado con un conductor bebido y uno de cada tres con uno que había consumido porros.

Según la DGT, “el consumo adictivo de alcohol drogas en España es un problema actual y alarmante, que afecta a los conductores que no pueden disociar el consumo de la conducción y que constituyen una parte importante de los reincidentes en infracciones y accidentes”, como comentó Juan Carlos González, subdirector adjunto de Investigación de la DGT.

Entre los 20 y los 30 años el consumo
de alcohol ‘en atracón’
asciende al 35 %

➡ Por esta razón, ha indicado que una de las primeras actuaciones que Tráfico va a llevar a cabo es derivar a dichos conductores reincidentes hacia los servicios de salud para que verifiquen si se trata de una adicción y realizar el seguimiento correspondiente.

La droga más consumida en España es el cannabis, sustancia que los usuarios perciben como la menos peligrosa para la conducción. Así lo manifestado Juan Carlos González, quien también ha subrayado que, en nuestro país ha ido cambiando paulatinamente el tipo de consumo de alcohol.

La eliminación del consumo de alcohol
y otras drogas contribuiría
a reducir la siniestralidad vial hasta un 50 %

➡ El consumo de alcohol hoy es “menos social y más compulsivo”, como lo demuestra el llamado consumo “en atracón”,  un comportamiento que ha crecido sustancialmente desde 2005, que afecta hasta el 35% de los jóvenes entre 20 y 30 años, y, que “implica un incremento de conductas de riesgo y mayor probabilidad en el desarrollo de dependencia alcohólica”. También ha señalado el representante de la DGT que la eliminación del consumo de alcohol y otras drogas contribuiría a reducir la siniestralidad vial mortal hasta un 50%.

TAMBIÉN HAY RIESGO DENTRO DE LOS LÍMITES PERMITIDOS

“El consumo de alcohol puede tener implicaciones graves cuando se realizan tareas complejas como la conducción”. Así lo ha destacado la doctora Nuria Guisández, investigadora y experta en alcohol, drogas y conducción de la Universidad Complutense de Madrid, que también ha participado en el acto.

Guisández se ha referido a las principales conclusiones de un estudio que realizó recientemente con el fin de determinar ➡ el riesgo que existe en la conducción dentro de los límites de consumo de alcohol permitidos por la normativa vigente.

La investigación pone de manifiesto que en concentraciones de 0,15 mg/l en aire espirado -equivalente a ingerir una lata de bebida alcohólica de 33 cl-, aumenta un 28% la distancia de frenado, dando lugar a mayor riesgo de colisión.

➡ El documento también confirma que se produce un 4% de pérdida de agudeza visual en concentraciones que se encuentran entre los 0,11 y los 0,25 mg/l en aire espirado, afectando así a la acomodación, es decir, a la capacidad que tiene el ojo de adaptarse a las distintas distancias visuales que se producen durante la conducción. En este sentido, ha subrayado la necesidad de que se modifiquen los niveles de concentración de alcohol en aire espirado por debajo de 0,10 mg/L o de 0,2g/L en sangre, aunque a su juicio, “la mejor propuesta estaría encaminada a implantar niveles de riesgo cero”.

TRÁFICO REALIZARÁ EN 2019 MÁS DE 150.000 PRUEBAS

 La realización de pruebas para detectar el consumo de drogas ha aumentado muchísimo en los últimos seis años. Lo demuestra la intensa labor que ha llevado a cabo la Guardia Civil de Tráfico, que en 2019 realizará 150.000 pruebas de drogas, lo que significa un incremento de 50.000 más con respecto a este año.

Así lo ha puesto de manifiesto el teniente coronel, José Luis Díaz Sánchez, segundo jefe del área de Operaciones de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, quien ha señalado que en 2017 se efectuaron 89.812 pruebas (24.643 más que en 2016), de las que 31.165 dieron positivas (5.496 más que en 2017 y 30.782 más que en 2011).

José Luis Díaz ha indicado, además, que el incremento en el número de conductores que ha dado positivo en drogas se debe principalmente a que cada vez se hacen más controles. “Las pruebas de detección de drogas y las sanciones siempre producen un efecto disuasorio, que junto a otros factores, como la educación, la sensibilización y las mejoras en seguridad, contribuyen a mejorar la seguridad vial”, ha señalado.

La presencia de drogas en el organismo puede ser sancionada con el ingreso en prisión y la retirada del carné hasta durante cuatro años.

En esta jornada también se ha recordado que el consumo de drogas en la conducción, junto a las distracciones, son los principales problemas emergentes de seguridad vial.

ENLACES QUE TE PUEDEN INTERESAR

· No te engañes, estos trucos no sirven ante un control de alcoholemia
· Ojo, con dos cervezas puedes dar positivo

Next post:

Previous post:

En nuestra página usamos tanto cookies propias como de terceros. Si continúas navegando por MyP es que estás de acuerdo. Tienes más información en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies