≡ Menu
Mascotas a bordo thumbnail

Mascotas a bordo

Ocho claves para viajar con animales en el coche

Viajar con animales a bordo conlleva una serie de obligaciones y responsabilidad. Por ello, hay que observar ciertas claves que hagan su viaje y el nuestro más seguro.

A la mascota hay que llevarla de forma adecuada en el vehículo para evitar que se dañe o que pueda hacer daño a los pasajeros. Pero, además, según el Reglamento de Circulación, conducir con objetos o animales que interfieran la conducción es una infracción que lleva aparejada una multa de 80 euros.

1.- Hay que saber que recae sobre el conductor toda la responsabilidad sobre la adecuada colocación de los animales a bordo para que no interfieran en la conducción.

2.- La mascota siempre debe ir sujeta, sea en el asiento o en el maletero. Si va en el habitáculo debe llevar su arnés específico y con el menor recorrido posible para que en caso de maniobra brusca se  mueva lo menos posible. Si la llevamos así, siempre debe hacerse en el asiento posterior para evitar que distraiga al conductor y que en caso de que se active el airbag le dañe. También se puede llevar en el maletero con una barra o malla separadora para que no pueda saltar al habitáculo, pero es conveniente que no vaya suelto porque puede dañarse con los movimientos del coche. Lo mejor es en una jaula o transportín convenientemente sujetos en el maletero o en el interior en el suelo y sujeto con los asientos.

3.- Es recomendable evitar viajar en horas de extremo calor. Algunos animales son más sensibles a las altas temperaturas.

4.- Hay que llevar agua y alimentos para el animal. Hay que parar durante el trayecto para que como los humanos, la mascota pueda hidratarse y moverse para desentumecer los músculos.

5.- Si se marea hay que consultar al veterinario para ver si se le puede administrar algún medicamento que lo evite o lo adormezca.

6.- No se puede llevar un animal en brazos por pequeño que sea. En un frenazo brusco puede salir disparado y dañarse o dañar a los pasajeros. Esta norma es la misma que se debe observar con los bebés, el peligro es el mismo. En caso de accidente un bebé (o una mascota) que no esté sujeto se desplazará con una gran energía cinética que podría causar graves daños a los otros ocupantes del vehículo. Por ejemplo, en caso de una colisión a 50 km/h si la mascota pesara 10 kg tendría un peso equivalente de 350 kg.

7.- No debemos dejar a nuestra mascota en el interior del coche durante las paradas ni siquiera a la sombra, o con las ventanillas abiertas. Si hace calor el interior del vehículo puede alcanzar una gran temperatura. Un vehículo al sol en verano puede alcanzar una temperatura en su interior de 60º, lo que puede ser mortal.

8.- Las mascotas también pueden viajar en remolques adecuados para ellas cuando hay más de una.

Según un estudio realizado por DGT, 1 de cada 5 mascotas que viajan en un vehículo no llevan ningún sistema de protección y la mitad de sus propietarios no conoce la normativa que regula el transporte de mascotas. Además, los perros sueltos en el interior del vehículo causan accidentes a motoristas y ciclistas cuando reaccionan de forma natural ladrándoles por la ventanilla.

Y un dato, muy preocupante, España es líder de abandono de mascotas y es en verano es cuando más perros son abandonados por sus dueños.

ENLACES QUE TE PUEDEN INTERESAR

· Once claves para viajar por carretera

Next post:

Previous post: