≡ Menu
Los retos temerarios, el nuevo peligro al volante thumbnail

Los retos temerarios, el nuevo peligro al volante

Las modas y los retos virales son cada vez más responsables de los accidentes. Acciones sin sentido marcan la conducción de algunos conductores que ven en su irresponsabilidad una tendencia al volante.

El comparador de seguros de coche Acierto.com ofrece unos datos que revelan que casi cinco millones de españoles conducen o han conducido alguna vez de forma imprudente. Y con esto se refiere al incremento de un tipo de retos temerarios relacionados con la conducción además de al consumo de drogas y alcohol al volante, entre otros.

Por desgracia, este tipo de actitudes temerarias son las responsables de 1 de cada 5 fallecimientos en accidentes con víctimas mortales. Y no solo eso, sino que los delitos contra la Seguridad Vial suponen un 35% de los que se producen en nuestro país.

MODAS Y RETOS VIRALES

Durante los últimos tiempos, un reto viral se ha convertido en el nuevo quebradero de cabeza para la DGT: el Bird Box Challenge. El origen de esta moda se encuentra en la película de Netflix que le da nombre (A ciegas en España) y cuya protagonista debe permanecer con los ojos vendados para sobrevivir. Entre las acciones más peligrosas de sus fans se encuentra la de conducir a ciegas. Tal es así, que ya han sido varios los percances ocasionados.

BAILAR FUERA CON EL COCHE EN MARCHA
Pero el Bird Box Challenge no es único en su especie, sino que este mismo verano se popularizaron otros dos que implican riesgos parecidos: el Baby Shark Challenge y el In My Feelings Challenge. En aquella ocasión el objetivo consistía en bajarse del coche en marcha para ponerse a bailar a su lado. Algunos incluso lo hicieron en plena autopista.

También han sido sonadas las carreras de trompos, los desafíos de grabarse circulando a altas velocidades, en sentido contrario e incluso, con el ‘paquete’ de la moto mirando hacia atrás.

HASTA DOS AÑOS DE CÁRCEL
En definitiva,  unas conductas consideradas como conducción temeraria, que implica que el conductor está “actuando con excesiva imprudencia, arrastrando peligros y amenazando la vida o integridad de las personas”. Y que están penadas con castigos entre seis meses y dos años de cárcel. Y, evidentemente, aquí el seguro no se responsabilizará.

Respecto al perfil de infractor, son los varones de entre 18 y 24 años los que reconocen haber llevado a cabo estas prácticas con mayor frecuencia.

Por comunidades autónomas es en Baleares y Murcia donde “peor” -entendamos que en estos términos- se conduce. Si nos comparamos con el resto de europeos, alemanes y españoles somos los que peor parados se refiere a la hora de perder los nervios al volante.

BAJO LOS EFECTOS DEL ALCOHOL

Conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas es, de hecho, el más habitual (supone el 60% de los casos). La encuesta del comparador de seguros de coche pone de manifiesto otro dato preocupante: casi la mitad de los españoles afirma haber conducido alguna vez tras consumir bebidas alcohólicas. 

Y que hasta el 14% lo ha hecho superando conscientemente el límite legal de alcoholemia.Ir a más de 200 km/h por la autopista, negarse a realizar los controles y circular sin carné son otros habituales de esta lista de delitos. Lo más curioso es que más de 9 millones de conductores desconocen que podrían acabar en la cárcel como consecuencia de esto.

LA ASEGURADORA PODRÍA RECLAMAR LOS DAÑOS
Por otra parte y tal y como comenta Carlos Brüggemann, cofundador de Acierto.com, “gran parte de los usuarios tampoco sabe que cualquier siniestro ocasionado bajo los efectos del alcohol supone que la aseguradora pueda reclamar al asegurado todos los daños. Estos pueden llegar a superar el milón de euros en caso de lesiones graves o fallecimientos“. “En definitiva, se trata de un acto imprudente que puede trastocar la vida del usuario que conducía bajo los efectos del alcohol, desde el punto de vista emocional pero también económico”, remata.

NIÑOS Y MASCOTAS, DESPROTEGIDOS…

Si hablamos de delitos, otro de los grandes debates es el de incluir determinadas infracciones bajo esta tipificación. Es el caso, por ejemplo, de manipular el móvil durante la marcha, llevar a los niños con un sistema de retención infantil inadecuado, etcétera.

En estos casos, hasta 1,2 millones de padres no llevan a sus hijos en la sillita homologada. Las cifras del comparador de seguros de coche desvelan que hasta el 27% afirma no hacerlo nunca y que el 10% opina que la silla no protege adecuadamente a sus hijos. El 52%, además, los monta en la silla con el abrigo puesto; algo que dispara en hasta un 80% las posibilidades de que el pequeño salga disparado en una frenada brusca.

Por otra parte, el 32% de dueños de mascotas prefiere dejar a la suya suelta por el habitáculo.

WHATSAPP, INFRACCIÓN GRAVE

El uso del móvil al volante está penado con 200 euros y retirada de tres puntos, incluso si el coche está parado. Y sobre la mesa está el endurecimiento de las multas por usar el WhatsApp mientras se conduce, una infracción grave cuyos números no dejan de ascender.

ENLACES QUE TE PUEDEN INTERESAR

· Casi tres millones de conductores reconocen ser agresivos
· Siete tipos de personalidades al volante, ¿con cuál te identificas?
· Personas antisociales protagonizan los comportamientos más preocupantes en carretera

Next post:

Previous post:

En nuestra página usamos tanto cookies propias como de terceros. Si continúas navegando por MyP es que estás de acuerdo. Tienes más información en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies