≡ Menu
Conducir con mal tiempo thumbnail Neumáticos de invierno

Conducir con mal tiempo

Neumáticos de invierno, mucho más aconsejables de lo que crees

Los neumáticos de invierno son esos grandes desconocidos que en los meses más fríos pueden hacer la conducción más confortable y sobre todo más segura.

💡 Este producto, muy extendido en Europa pero no tanto en España, es ideal para calzar el vehículo cuando las temperaturas no suben de los 7 grados sobre cero y no es necesario que el asfalto esté helado o nevado.

Por ello es interesante valorar su eficacia cuando rodamos por la mitad norte de nuestro país donde tanto en zonas montañosas como urbanas, los inviernos son muy rudos. Y, por supuesto también, en zonas de montaña de cualquier parte de la península.

Los neumáticos de invierno, también llamados de contacto, son ideales para la estación más fría del año porque se pegan al suelo de tal manera que es más seguro rodar con ellos que con cadenas. ➡ Los convencionales pierden su eficacia cuando el asfalto está frío porque sus compuestos se endurecen y por ello agarran menos. Obviamente, los de invierno son ideales para rodar sobre asfalto mojado, helado o nevado ya que se pegan al suelo y evitan que el coche derrape.

MEJOR QUE LAS CADENAS

Con los neumáticos de de invierno, la seguridad es mayor que con cadenas.
⇒ Con los de invierno la adherencia óptima es a las cuatro ruedas mientras que con cadenas siempre llevaremos dos ruedas sin proteger. Obviamente, nunca debemos montar sólo dos neumáticos de invierno porque el comportamiento del vehículo se enrarecerá y comprometeremos la adherencia incluso en asfalto seco.

También con el asfalto seco pero frío, este tipo de neumáticos ofrecen mejores prestaciones que los convencionales ya que evitan la pérdida de control y reducen la distancia de frenado. 💡  Sobre nieve puede tardar la mitad que uno convencional en detener a fondo el vehículo en una frenada a 50 km/h.

Neumáticos de invierno

HOMOLOGADOS Y CON DISTINTIVO
Los neumáticos de invierno están homologados y llevan unos distintivos en los flancos que muestran sus características por ello. No hay manera de equivocarse.

Es conveniente 💡 montarlos a finales de otoño cuando por el día las temperaturas no suben de unos 7 grados sobre cero. Pueden estar en activo varios meses y cuando llegan los primeros calores se guardan para volverlos a utilizar el siguiente invierno. Si su uso y almacenaje son los adecuados pueden durar varias temporadas.

MÁS CAROS PERO MÁS SEGUROS

Los neumáticos de invierno pueden ser entre un 10% y un 20% más caros que los convencionales pero nos dan un plus de seguridad en las estaciones más frías.

Si no tenemos sitio para guardarlos durante el verano, en algunos establecimientos donde los tienen a la venta también ofrecen la posibilidad de guardarlos en depósito cuando no se necesiten.

La oferta del mercado es muy amplia, los hay para todo tipo de vehículo y también con sistema antipinchazo y no sólo los grandes fabricantes, como Michelin, Continental, Goodyear, Pirelli… ofrecen gamas de invierno. Marcas como BFGoodrich, Uniroyal, Dunlop, Nokian, Kleber, Vredestein, … también cuentan con buenos productos.

ENLACES QUE TE PUEDEN INTERESAR
· Conducir en invierno

Next post:

Previous post: