≡ Menu
Así sufre nuestro coche por culpa de las malas carreteras thumbnail Carreteras-en-mal-estado

Así sufre nuestro coche por culpa de las malas carreteras

Rodar por carreteras en mal estado afecta a la seguridad al volante pero también contribuye a deteriorar diferentes elementos de los vehículos muy rápidamente.

Así, si te desplazas muy asiduamente por vías en mal estado debes observar ciertas precauciones con tu conducción para no dañar partes vitales del coche como son neumáticos, suspensión, transmisión o dirección, además de que afectará al confort, no solo el del  momento sino también el del resto de la vida útil del coche.

LOS NEUMÁTICOS son el único elemento que está directamente en contacto con la carretera. Por ello, son los primeros que sufren al rodar por un firme en mal estado.

En este caso pueden sufrir desgaste prematuro, pero también tendrán peor adherencia con el peligro que ello conlleva y a causa de baches o imperfecciones tienen más posibilidades de sufrir un reventón.

LA SUSPENSIÓN es una de las partes del automóvil que más se deteriora sobre carreteras en mal estado. Su labor es absorber las imperfecciones de la carretera pero si estas son exageradas, los amortiguadores, los silemblocks se verán afectados. Si la suspensión está en mal estado, las posibilidades de sufrir una salida de carretera se multiplican.

LA TRANSMISIÓN es el sistema encargado de transmitir el movimiento del motor a las ruedas motrices y cuando se rueda por carreteras en mal estado puede presentar diferentes problemas. Según Tallerator, puede producir deterioro de las juntas homocinéticas-desgaste de la transmisión y deformación de los rodamientos de las ruedas.

LA DIRECCIÓN. Una carretera en mal estado provocará holguras en la rótula de la dirección y pérdida en el paralelismo de las ruedas. Estos son dos problemas que perjudicarán a la seguridad de la conducción.

EL INTERIOR. También rodar por carreteras con baches e imperfecciones afecta al confort. Las  vibraciones provocarán el desajuste de los sistemas de fijación de varios elementos, como el salpicadero, las puertas y ventanas… 
Todo esto provocará la aparición de ruidos, incluso en el interior del habitáculo, que con el tiempo será cada vez más molesto y difícil de eliminar.

ENLACES QUE TE PUEDEN INTERESAR

· En 2022 la edad media del parque automovilístico español será de 13 años
· Errores humanos y antigüedad del parque, dos claves de los accidentes

Next post:

Previous post:

En nuestra página usamos tanto cookies propias como de terceros. Si continúas navegando por MyP es que estás de acuerdo. Tienes más información en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies