≡ Menu
Ferrari 812 Superfast thumbnail Ferrari-812-Superfast

Ferrari 812 Superfast

Al volante del Ferrari más potente de serie

El Ferrari 812 Superfast es el regalo de cumpleaños que se hace la marca del Cavallino en su 70 aniversario, un vehículo con el que hemos tenido la oportunidad de realizar una TOMA DE CONTACTO en el circuito de pruebas de Ferrari, en Fiorano.

El Ferrari 812 Superfast es el heredero de los F12berlinetta y F12tdf y equipa un propulsor V12 de 6,5 litros con una potencia específica de 124 CV por litro y una potencia total de 800 CV.

Diseñado con motor delantero central es un V12 único, con el 80 % del par máximo de 718 Nm a 7.000 rpm, que está disponible a 3.500 rpm, lo que le permite una gran respuesta también a bajas revoluciones.

El 812 Superfast es un biplaza de 800 CV que se deja llevar sin ser muy radical a no ser que le exijamos como se merece.

RODANDO EN FIORANO

💡 🙂 Para probar el nuevo Ferrari hemos dado en primer lugar unas cuantas vueltas, como toma de contacto, por los alrededores de la fábrica de Maranello, pero donde de verdad hemos podido ver sus grandes prestaciones ha sido en la pista de Fiorano. En total, pudimos probar la docilidad y bravura de este superdeportivo a lo largo de unos 200 km, con todo tipo de tráfico y también sobre un circuito cerrado donde le pudimos dar rienda suelta a todo su potencial.

La principal sensación que sacamos de este contacto con el 812 Superfast es que es un modelo que se deja conducir. Suave y dócil cuando no se le exigen nada más. Pero claro sus 800 CV también rugen cuando se le pisa a fondo el acelerador.

Por supuesto, que el Superfast es un coche espectacular, con motor central-delantero y tracción posterior. Para alcanzar este número de caballos, el V12 cuenta con una mayor cilindrada, 6,5 litros, y también un mayor régimen de giro. Sin embargo, frente al F12 Berlinetta, con 740 CV, ha reducido sus emisiones en un 15 %.

También es nueva la dirección eléctrica a las cuatro ruedas, que se emplea por primera vez. Los neumáticos son de la misma medida delante y detrás pero son más anchos de los del F12.

Con esta tecnología, el nuevo 812 puede alcanzar una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de tres segundos (2,9 segundos).

LÍNEA FASTBACK, CON CRISTAL POSTERIOR CASI HORIZONTAL

La línea es de tipo fastback, es decir con el cristal posterior casi horizontal, y recuerda al 365 GTB de 1969. En los laterales presentan unos llamativos abultamientos sobre los pasos de rueda y unos grupos ópticos, full-LED, integrados en el diseño de las tomas de aire delanteras. Atrás hay cuatro faros redondos, inspirados en la tradición Ferrari. Su carrocería estrena un nuevo color que se ha diseñado para homenajear este 70 aniversario de los motores de 12 cilindros, el Rosso Setenta anni.

A bordo se respira un aire deportivo pero al tiempo elegante. Se han rediseñado los asientos con materiales ligeros y también se ha incluido un interfaz con nuevo volante e instrumentación. El sistema de infoentretenimiento también es de nueva generación.

Cuando uno se siente en un Ferrari, lo primero que llama la atención es su cuadro de mandos. Se entra cómodo al habitáculo, que lo hemos encontrado bastante amplio. En esta ocasión Ferrari también ha buscado con el diseño del 812 Superfast el confort de sus ocupantes, con dos asientos que se ajustan a la medida.

CINCO POSICIONES EN EL MANETTINO 

El volante es achatado en la parte baja, donde se sitúan los controles de manejo del deportivo, el botón de puesta en marcha, el ajuste de la suspensión y el ‘manettino’, el botón giratorio para seleccionar el modo de conducción. En total, hay cinco  posiciones para elegir: Wet, para carreteras mojadas, Sport, para una conducción normal, Race, para un comportamiento más dinámico.  TC-Off, cuando se desconecta el control de tracción, y por encima el ESC-off, que es la opción más radical, desconectando todas las ayudas a la conducción.

El volante dispone de grandes levas para gestionar el cambio de doble embrague con siete marchas que es muy rápido. Delante del conductor, este encuentra el gran reloj del cuentavueltas, una gran pantalla a la izquierda con diferentes informaciones y a la derecha el navegador.

AYUDAS PARA UNA CONDUCCIÓN MÁS DEPORTIVA

El 812 Superfast es el primer Ferrari equipado con EPS (Electric Power Steering), y además incluye la versión 5.0 del sistema patentado de la marca, el Ferrari Side Slip Control (SSC) y el sistema Passo Corto Virtuale 2.0 (PCV). Un conjunto de tecnología para mejorar su respuesta en carretera en todo momento.

Ferrari solo equipa a sus modelos con ayudas a la conducción cuando estas mejoran las prestaciones y dinámica del coche por ello no dispone de sistemas muy comunes ya en modelos convencionales como el freno de emergencia en ciudad o el control de crucero adaptativo, por ejemplo.

Para arrancar, se presiones un botón rojo que está instalado en el volante. El sonido del motor ya te anticipa lo que vas a encontrar en cuanto se pise el acelerador. Con el modo Sport, vamos cambiando de marcha con precisión y encontramos un motor con mucho par que se mueve con agilidad desde las 2.000 rpm.

Con el cambio en automático, se puede rodar a 60 Km/h en séptima velocidad, para una conducción tranquila y eficiente. Evidentemente, un pequeño toque al acelerador demuestra en décimas de segundo de lo que es capaz este nuevo integrante de la gama Ferrari.

A SACARLE TODO EL PARTIDO

En la pista de Fiorano es donde realmente se le puede sacar todo el partido al Superfast.  Dimos varias vueltas a la pista, primero como copiloto con un probador de la marca que nos mostraba los puntos más interesantes del circuito. Luego, a los mandos, experimentamos lo que es rodar con un superdeportivo en un gran abanico de posibilidades. De más suave a más radical. Unas pocas vueltas para hacernos con los mandos y luego a disfrutar.

Decíamos que el motor se mueve con eficacia desde bastante abajo, pero cuando empieza a rugir es cuando alcanza las 5.000 rpm.  Con el modo Race, aún se puede pedir más al nuevo 812 de manera segura porque todas las ayudas aún están a nuestra disposición.

Con el modo TC-off, es decir sin control de tracción, en una curva lenta acelero y el Ferrari se me va de atrás, tengo que contravolantear para seguir. Una vez conectado el control de tracción podemos comparar la diferencia de conducir con o sin él.

Para probar el modo ESC-off en Ferrari se aconseja que ‘se tengan muchas manos’ es decir que lo reservan para pilotos profesionales.

En resumen, el Ferrari 812 Superfast me ha parecido un gran deportivo, con su lado salvaje pero también con una vena mucho más que accesible si no fuera por los 345.000 euros que cuesta en el mercado español.

ENLACES QUE TE PUEDEN INTERESAR
· Ferrari J50, vuelta al targa
· Así es el Ferrari F12tdf
· Ferrari LaFerrari descapotable, el híbrido se destapa