≡ Menu
Encuesta BP, Castrol y RACE thumbnail

Encuesta BP, Castrol y RACE

El móvil al volante, una de las conductas más peligrosas

Actualmente, la distracción es uno de los principales factores de riesgo en la conducción en todos los países. En España, la “Conducción distraída o desatenta” representa aproximadamente la mitad del total de las causas detectadas en los accidentes con víctimas. Dentro de las distracciones el uso de los dispositivos móviles está cada vez cobrando un mayor peso como factor de riesgo de los accidentes de tráfico y, si tradicionalmente se utilizaban para hablar, hoy en día crece el número de conductores que chatean al volante.

Según la encuesta de BP, CASTROL y RACE realizada el año pasado el 60% de los conductores españoles admitía utilizar el móvil durante la conducción para hablar y el 17% lo utilizaría como smartphone, es decir para chatear.

En cuanto a los datos europeos, y tras una encuesta en un total de 15 países se ha constatado que el móvil al volante sí es un problema a nivel europeo.

Para nueve países, en concreto Finlandia, Francia, Italia, Suiza, Luxemburgo, Portugal, Holanda, República Checa y España, se trata de un problema de seguridad vial que catalogan como “Muy importante”, mientras que en países como Alemania, Austria, Bélgica, Bosnia, Hungría y Suecia se califica como un problema de seguridad vial “Importante”.

Respecto a la legislación existente, en España, Alemania, Bélgica, Finlandia, Francia y Hungría se prohíbe expresamente la utilización durante la conducción de dispositivos de telefonía móvil y cualquier otro medio o sistema de comunicación, excepto cuando el desarrollo de la comunicación tenga lugar sin emplear las manos (tampoco está permitido el uso de cascos, auriculares o instrumentos similares). Sin embargo, en países como Italia, Holanda o Suecia, la legislación habla de la prohibición de sistemas que puedan distraer la conducción, no plasmando específicamente en el texto el uso del móvil; mientras que en Austria, Bosnia, Suiza, Luxemburgo y Rep. Checa se hace mención a la prohibición del uso del móvil, pero solo para hablar.

En cuanto al importe de las sanciones, se han recopilado datos de 19 países europeos, pudiendo extraer que la media de la sanción por el uso del móvil al volante ronda los 105€. España es el segundo país con la sanción por el uso del móvil más elevada, muy por encima de los 40€ de la República Checa, 50€ de Austria, o 60€ de Alemania.

Por otra parte, este trabajo también ha querido conocer el contexto más habitual de uso del móvil para chatear durante la conducción, y prácticamente en el 90% de los casos la respuesta más habitual se refiere al uso cuando el vehículo está detenido, bien en un semáforo en rojo o en un atasco en entornos urbanos.

En referencia a la existencia de campañas de concienciación sobre los peligros de chatear al volante, en 12 de los 15 países existen campañas específicas al respecto, lo que demuestra la importancia que tiene para la seguridad vial a nivel europeo la concienciación sobre los peligros de chatear al volante.

Aquí en España, BP, CASTROL y RACE desarrollan la campaña #stopchatear, con el apoyo de la DGT, basada en distintas acciones desarrolladas principalmente en redes sociales.

ENLACES QUE TE PUEDEN INTERESAR
· ¿Usas el móvil al volante? Mira lo que puede pasar
· Campaña #StopChatear, contra el móvil al volante

Next post:

Previous post:

En nuestra página usamos tanto cookies propias como de terceros. Si continúas navegando por MyP es que estás de acuerdo. Tienes más información en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies