≡ Menu
Distancia de seguridad y carril izquierdo, asignaturas pendientes thumbnail

Distancia de seguridad y carril izquierdo, asignaturas pendientes

Dos maniobras claves que realizamos mal.

Por un lado, el escaso mantenimiento de la distancia de seguridad,  y por otro, el  ‘síndrome del carril izquierdo’, cuando en una vía con varios carriles elegimos el central o izquierdo para circular en vez de hacerlo por la derecha.

Para determinar la distancia de seguridad correcta hay que evaluar dos factores primordiales. En primer lugar ➡ el tiempo de reacción, que es el periodo comprendido entre la percepción del peligro y el inicio de la respuesta. Y en segundo lugar, ➡ la distancia de frenada, que es lo que tarda nuestro coche en detenerse completamente desde que pisamos el freno.

A una velocidad de 120 km/h,
la distancia de frenada
será de unos 25 metros

Una persona tarda una media de 0,75 segundos en reaccionar ante un imprevisto, aunque este tiempo aumenta a medida que aumenta la fatiga o el sueño. A una velocidad de 120 km/h analizando el tiempo de reacción, la distancia de frenada será de 25 metros aproximadamente. Se estima con estas cifras que un coche puede frenar por completo a 65-70 metros si circula a una velocidad de 120 kilómetros hora. “Para calcular esta distancia debemos también tener en cuenta el estado de la calzada, puesto que una calzada mojada o en mal estado puede hacer que la distancia sea mayor, del mismo modo ocurre si la velocidad es superior a los 120km/h”, afirma Javier Cabanas, director de la Escuela de Conducción de ALD Automotive.

Según el artículo 54 del Código de Circulación, se aplicará una sanción a quien circule sin respetar un espacio libre que le permita detenerse sin colisionar, en el caso de frenada brusca del que le precede. A pesar de que no se establece una distancia mínima, recaerá en el propio conductor la responsabilidad de considerar si el vehículo se podrá detener de forma segura o no.

EL SÍNDROME DEL CARRIL IZQUIERDO

Según un estudio de ALD Automotive, los conductores españoles solemos respetar las señales de circulación en gran medida, y circulamos a la velocidad recomendada habitualmente. Pero lo que no hacemos de forma correcta es utilizar el carril adecuado para circular. Los conductores entorpecemos la circulación al utilizar frecuentemente el carril izquierdo para circular o también el carril central. El mal uso del carrill conlleva una sanción de 200 euros al considerarse una utilización incorrecta tipificada como infracción grave.

Circular por el carril izquierdo
aumenta las retenciones,
frenazos y accidentes

“Muchos conductores tienen la convicción de que circulando por el carril izquierdo aligeran la circulación, cuando en realidad están entorpeciendo el tráfico y evitando que la circulación fluya correctamente”, asegura Cabanas.

Según el artículo 31 del reglamento de circulación: “se circulará normalmente por el carril situado más a su derecha, si bien podrá utilizar el resto de los carriles de dicho sentido cuando las  o de la vía lo aconsejen, a condición de que no entorpezca la marcha de otro vehículo que le siga”.

Circular por el carril izquierdo se está convirtiendo en una práctica cada vez más habitual por lo que se están produciendo aumentos de las retenciones, frenazos, y, por consiguiente, accidentes de tráfico. ALD Automotive recomienda circular por el carril derecho salvo en las maniobras de adelantamiento, ya que emplear la zona izquierda nos llevará a una multa económica por poner en riesgo nuestra propia seguridad y la del resto de vehículos.

ENLACES QUE TE PUEDEN INTERESAR

· ¿Por qué es tan importante mantener la distancia de seguridad? 

Next post:

Previous post:

En nuestra página usamos tanto cookies propias como de terceros. Si continúas navegando por MyP es que estás de acuerdo. Tienes más información en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies